Páginas vistas en total

sábado, 30 de junio de 2012

Modificación de la torta de pulido

En las entradas anteriores he mostrado la torta de pulido y he comenzado la fase de pulido, pero gracias a los consejos que me han dejado a través de los videos de Youtube, en particular Carluchoparis (un experimentado constructor de telescopios del que recomiendo buscar sus videos en Youtube y visualizarlos), al que agradezco enormemente sus comentarios, he comprendido que no estaba haciendo bien las cosas.

Mi torta de pulido fue realizada con una capa de colofonia sobre una base de yeso a la que posteriormente "corte" su superficie para realizar los "canales" adecuados (channeling).

Estos canales han ido desapareciendo a lo largo de los prensados en caliente, así que de esta forma la torta nunca trabajará bien durante el pulido y deformará la superficie inicial esférica del cristal (antes del parabolizado o "figurado").

Por estos motivos, se me recomienda rehacer la torta. Por lo tanto he parado el proceso de pulido para reconstruirla. Lo que estoy intentando ahora es la realización de unas piezas rectangulares de colofonia que serán cortadas en "cuadraditos" para, posteriormente, pegarlos sobre la superficie de la torta, prensar el cristal sobre la misma en frío, y lograr así una torta en mejores condiciones.

Primero quiero terminar la torta. Después hacer una prueba con el Foucault (recomendación de Carluchoparis) para ver si he deformado la superficie esférica y si es así, debo retroceder al desbastado con carburo de 500, 600, 800 y 1200 para volver a disponer de una superficie esférica y retomar de nuevo el pulido desde el inicio.

Esto puede suponer el retraso de bastantes horas de trabajo, pero es la única forma de poder aspirar a terminar el espejo de manera satisfactoria dentro de mis posibilidades.

Así que en esta entrada compartiré los videos de la reconstrucción y modificación de la torta de pulido.

Aún no he grabado los vídeos del corte de los cuadraditos de colofonia ni el pegado de los mismos sobre la superficie de la torta, pero la entrada estará completada hoy o mañana.

El molde realizado para lograr las piezas rectangulares de colofonia está hecho con un marco de tablillas de unos 3 mm de espesor forradas con papel de aluminio para evitar que la colofonia se quede pegada a la madera.

Fabricando los rectángulos de colofonia


Fabricando los rectángulos de colofonia



Cortando los rectángulos de colofonia


Pegando los rectángulos de colofonia sobre la torta


Cortando el material sobrante de los bordes

martes, 26 de junio de 2012

Comienzo la fase de pulido

Después de una semanita de vacaciones por la maravillosa Chiclana de la Frontera, en Cádiz y disfrutar de su majestuosa cultura, gastronomía, paisajes, gentes, etc,.. he retomado la construcción del telescopio.

En la entrada anterior realicé la torta de pulido con colofonia y en estos momentos ya acumulo 2 horas de pulido con óxido de hierro, por cierto, sin variación aparente alguna del aspecto del cristal desde que finalicé el desbastado fino con carburo de silicio de grano 1200.

En esta entrada comparto dos vídeos: el PRIMERO es sobre el prensado en caliente
  • He leído en varios foros la recomendación de prensar en caliente el cristal sobre la torta para obligar a que las dos superficie estén perfectamente amoldadas la una con la otra, logrando así que se toquen en todos los puntos uniformemente favoreciendo el pulido.
  • Así que por lo tanto antes de cada sesión de pulido realizo un prensado en caliente. Con un secador de pelo caliento bastante la superficie de la colofonia hasta conseguir que una fina capa de la misma se derrita parcialmente. En el vídeo de aprecia perfectamente como la colofonia cambia de calor al derretirse superficialmente. Posteriormente mojo con abundante agua mi cristal, para evitar que se pegue, y lo prenso contra la colofonia.
En el SEGUNDO vídeo se verá el proceso de pulido. Lo intento con "carreras centradas" de poca amplitud, con las "mojadas" necesarias cada vez que noto que la velocidad de mis "carreras" disminuye y se hace lenta por la falta de mezcla agua-oxido de hierro, aumentando por lo tanto la fricción entre las dos superficies.

Me han enviado emails y me han dejado comentarios en el vídeo de youtube por el ruido que se escucha durante el pulido. Lo cierto es que es elevado cuando lo escucho en el vídeo grabado, pero no lo era tanto mientras realizaba la acción del pulido. No tengo explicación para este elevado ruido de fricción porque no tengo experiencia ni he visto nunca a nadie hacerlo, pero creo que la grabación con el teléfono móvil, de alguna manera ha amplificado y exagerado este ruido.

PRIMER VIDEO (PRIMERA PARTE). CALENTADO LA COLOFONIA


PRIMER VIDEO (SEGUNDA PARTE). PROCESO DE PRENSADO


SEGUNDO VIDEO. PULIDO CON OXIDO DE HIERRO (JEWELLERS ROUGE)


sábado, 9 de junio de 2012

La "torta" o herramienta de pulido


Como ya ha comentado no he sido capaz de conseguir brea tipo Gugolz por aquí en Galicia y en las tiendas online, aun teniendo un precio interesante, los gastos de envío encarecen mucho el producto, así que he decidido intentar la fabricación de la “torta de pulido” con resina.

Esta resina puede recibir varios nombres o denominaciones distintas como colofonia, pez de Castilla, etc. pero siempre es el mismo producto.

El proceso de elaboración se basa en la destilación de la resina del pino. Como resultado de este proceso se obtiene aguarrás (tras hacer pasar los gases por el condensador) y la colofonia, que se envasa en sacos de 50 kg cuando aún está en fase líquida. Muy pronto se enfriará y quedará en estado sólido, con un color marrón claro y una textura parecida a la de un caramelo.

La colofonia la he comprado también en la ya conocida Droguería Moderna, aquí en Pontevedra a un precio de 12 Euros/kilo. Para mi “torta de pulido” he comprado 800 grs.

Pero comencemos por el principio, el proceso que he seguido para elaborar mi “torta” o herramienta para el pulido del espejo. 

      1. Base.

La he realizado con escayola normal utilizando una caja de 1 kg. Su precio ha sido de 1.50 Euros. Se puede compra en cualquier ferretería.


Tras añadir la cantidad adecuada de agua la he vertido sobre el cristal que hasta ahora he utilizado como “herramienta”.

En los cantos de dicho cristal he pegado un borde de papel bastante alto, fabricado con folios normales y pegado con cinta adhesiva, de tal forma que al verter la escayola y después del fraguado se quede ésta con forma circular y un espesor adecuado que soporte los esfuerzos de los movimientos de pulido.


2. Capa pulidora

Se ha elaborado derritiendo a fuego suave los cristales de colofonia. Estando en estado líquido la he añadido sobre la base de escayola (completamente fraguada), obteniendo así una capa de unos 2 cm de colofonia que será la que realmente esté en contacto con el espejo durante los movimientos de pulido.


Hay que tener la precaución de no elevar mucho la temperatura y encender la campana extractora, si se hace en interior, puesto que los vapores de la colofonia son inflamables.

Una vez vertida sobre el yeso, al cabo de unos pocos minutos estará por su parte superior ligeramente dura pero aún sin solidificar. Yo este punto lo compruebo tocando su superficie con la parte convexa de una cuchara mojada, para evitar que se quede pegada (si aún estuviese muy líquida).

Cuando he visto que está más consistente, con el espejo muy mojado, lo he apoyado sobre la colofonia para que su superficie se vaya acomodando perfectamente a la superficie convexa del cristal a pulir. A medida que está más solida se puede apretar un poco más fuerte el cristal sobre la superficie de la colofonia, mojándolo cada vez que repito este proceso. Además ya podremos quitar la banda de papel para apoyar el cristal perfectamente.


 Llega un momento que estará muy dura y no apreciemos cambios en la forma, en ese momento podremos dejar el espejo encima de la superficie de la colofonia con algo pesado (una tartera con agua, por ejemplo) durante un tiempo para que la colofonia quede perfectamente amoldada a la superficie del cristal.

       
            3. Realización de los “canales” en la colofonia.

En las páginas escritas en inglés o vídeos de YouTube lo denominan “channeling”. No es más que la realización de canales en la superficie de la colofonia para que los elementos pulidores, oxido de cerio o el “rojo de pulir” se introduzcan y no escapen de la torta durante el pulido.

Estos canales los he realizado en caliente, calentando la superficie de la colofonia con un secador de pelo durante unos minutos y un cuchillo caliente.

También se puede realizar en frío con un cuchillo de sierra, pero si no se tiene cuidado la colofonia rompe como si fuese un caramelo, de forma acristalada y en algún caso se me desprendieron trozos grandes que dejaron la superficie en mal estado.


 NOTA: Los canales deben ser más profundos y definidos y ninguno de ellos debe pasar por el centro del cristal para evitar defectos "zonales" durante la fase de pulido