Páginas vistas en total

domingo, 31 de mayo de 2015

PROYECTO ESPEJO DE ALUMINIO. DESBASTE GRUESO

A la espera de solucionar donde aluminizar mi cristal, he retomado un proyecto iniciado hace tiempo y que ya ha sido descrito en este blog en la entradas anteriores: elaboración de un espejo de aluminio.

He optado por la compra de dos discos de aluminio para utilizar uno de ellos como herramienta. La compra fue realizada en Mecanizados Valiñas, una empresa ubicada dentro del muelle de reparaciones del Puerto de Marín.

Posteriormente acudí a otro taller de mecanizados para que le diesen la forma inicial, un casquete de esfera con una flecha aproximada de 2.1 mm. Comentar que yo mismo había intentado con anterioridad darle la curvatura a base de desbaste con abrasivo de 80, pero después de unas 7 horas desistí a pesar de que ya había conseguido un pequeña curvatura.

Indicar que si tuviese un pequeño lugar donde trabajar, y no la cocina de un piso, podría intentar elaborar una herramienta para darle la curvatura yo mismo, pero aún así me haría falta disponer de un pequeño torno.

Ahora estoy en el proceso de desbaste para lograr que ambas curvas se adapten perfectamente, mediante desplazamientos de 3/4 del diámetro centrados y con ligero desplazamiento alternativo a ambos lados del eje central.

Hasta ahora he estado desbastando 1 hora, en dos turnos de media hora porque más tiempo la verdad es que cansa un poco.

El estado inicial de los discos de aluminio mecanizados era éste:


 Las curvas de ambos discos deben permitir un acople perfecto entre ellos, para que cuando procedamos al pulido con el papel de lija, el contacto entre la lija y el disco que queremos pulir sea correcto.

Todo el proceso se irá describiendo en este blog, pero los pasos los voy siguiendo a partir de las investigaciones sobre la fabricación de espejos de aluminio del foro de Yahoo ATM Metal Mirror.

Es el mejor foro que hay sobre este tema.

El desbaste grueso lo estoy realizando con abrasivo de 180 que me ha sobrado del desbaste del cristal y lo primero que se observa es que ambos discos empiezan por desbastarse en las zonas próximas a su borde exterior, tal y como pasaba en el caso de los discos de vidrio. En este caso desapareciendo las marcas del mecanizado.

El aspecto a la media hora de desbaste manual es éste:



Observamos que tanto en la herramienta (disco superior de la foto) como en el futuro espejo, aparece una franja de desbaste en el borde del mismo. En la zona central aún se ven las marcas de mecanizado.

En el disco inferior se observa perfectamente como la zona central está sin desbaste, quiero esto decir que ambos discos tan solo se tocan en sus zonas exteriores.

Después de la segunda media hora la zona de desbaste ha avanzado hacia el centro de ambos discos. Su aspecto es éste:



En esta foto apreciamos como la franja de desbaste ha avanzado aún más hacia el interior de los discos. Se observan algunos rayazos en los discos, pero son debidos al roce entre ellos. No son rayas profundas así que no son problemáticas, desaparecerán en el proceso de desbaste o lijado posterior.

Las zonas donde se apreciaba el mecanizado se han reducido considerablemente. Añadir por curiosidad que el tacto de la zona desbastada, a pesar de haber sido con abrasivo de granulometría de 180 está muy suave.

Y hasta aquí puedo contar, nos vemos en la próxima entrada.

No hay comentarios:

Publicar un comentario