Páginas vistas en total

martes, 20 de noviembre de 2012

SIETE HORAS DE PULIDO. NUEVOS RESULTADOS

En estos últimos días se han producido avances muy importantes, tanto por el resultado obtenido como por haber comprendido ciertos factores que me han llevado a un nivel de pulido bastante aceptable teniendo en cuenta mi experiencia, que hasta ahora era nula.

LA TORTA DE PULIDO

La torta de pulido ha sido reconstruida de nuevo cuando llevaba 5 horas de pulido. La anterior torta estaba hecha con colofonia, como ya he comentado en muchas ocasiones, pero le había añadido 100 grs. de cera depilatoria del Mercadona para intentar modificar su plasticidad, intentando así conseguir una torta que se adaptase perfectamente a la superficie del cristal, puesto que es la única forma de conseguir un pulido homogéneo y sin grandes defectos "zonales".

La nueva torta es la misma que la anterior pero añadiendo otros 50 grs. de cera depilatoria, así que en total consta de 430 grs. de colofonia y 150 grs de esta cera. Viene en forma de granos y su precio es de 3.50 Euros la bolsa de 400 grs.

Como ha funcionado esta torta?, pues bien pero no conseguía un contacto total con el centro del cristal, por lo que esa zona no se pulía adecuadamente.

El aspecto anterior era éste, como ya ha sido mostrado en otra entrada.

Problemas de pulido en la zona central

LOS CANALES DE LA TORTA DE PULIDO

Este es el gran paso!!! los "canales", o como se dice en el argot el "Channeling".

Hasta ahora los canales que yo había realizado eran unos canales muy finos realizados con el filo de un cuchillo muy bien afilado. No tenían apenas anchura y su profundidad era muy muy pequeña.

Si los he realizado así hasta ahora era porque creía que su única función era la de contener la disolución de óxido de cerio, para que no escapase con facilidad al borde de la torta y ayudar al pulido.

Mejora del pulido tras añadir 50 grs más de cera. Aún se observa la falta de pulido en la zona central
Tras muchos intentos para conseguir que la torta quedase completamente adaptada al centro del cristal sin conseguirlo (con mucho peso encima del cristal sobre la torta, calentado el conjunto en un microondas, calentado la torta con agua caliente, calentándola con un secador de pelo, etc.), he decidido parar por un rato y pensar un poco, utilizar la lógica o más bien el sentido común.

La realización de unos canales tan finos (channeling) no ayudan en nada a que el centro de la torta se adapte al cristal. El motivo, por lo que yo he observado, no es otro que la existencia de aire entre la torta y el cristal, en la zona central.

Puesto que la torta se adaptaba muy bien por el borde interior del cristal, y con esos canales tan finos llenos de agua, he pensado que quizás se establecía un cierre hidráulico entre el cristal y la torta, sobre todo por el perímetro del conjunto y estos imposibilitaban la salida del aire o lo que es lo mismo, imposibilitaba que el cristal tocase el centro de la torta, puesto que por mucho peso que yo ponía encima del cristal, lo único que lograba era una compresión temporal del aire y cuando levantaba el peso para empezar a pulir el cristal ya no estaba en contacto con la torta.

Así que creo que la realización de los canales más anchos y profundos han ayudado a la evacuación de la bolsa de aire, que entre el cristal y la torta de pulido se alojaba en su zona central e impedía el buen contacto.

Aspecto de la torta. (Canales realizados con un estañador o soldador)
Esto por una parte; además la realización de estos nuevos canales disminuye la superficie de contacto entre la torta y el cristal. Puesto que la presión es la relación entre una fuerza y la superficie sobre la que está aplicada, con el mismo peso se logra más presión por unidad de superficie lo que ayuda mucho más a que la torta se adapte al cristal.

Indicar que los ratos que no me dedico a pulir, puesto que este hobbie sólo le dedico un rato al día (y no todos los días), tras la jornada de trabajo, o eso de las 20:00 h, y el resto del día y de la noche la torta y el cristal están guardados con un peso sobre los mismos para que cuando retome el pulido la torta esté con un buen contacto con el cristal. Un libro me garantiza un reparto del peso sobre el cristal evitando así deformaciones localizadas.

Estado de la torta y cristal durante el tiempo que no trabajo en el pulido
Ahora mismo la torta de pulido tiene el aspecto de muchos cuadrados de colofonia que actúan como pequeñas tortas individuales, y al no atrapar aire entre el cristal y ella misma, y además aumentar la presión, estos pequeños cuadrados son más fáciles de deformar, adaptándose cada uno de ellos mucho mejor a la superficie del cristal. En cada uno de estos cuadrados tambien es necesario la realización de microcanales que farorecen el pulido y atrapan el óxido de cerio evitando que se escape con facilidad de la "zona de trabajo". Están realizados con una cuchilla.

Detalle de la torta de pulido
Con estos cambios he logrado un contacto total entre la torta de pulido y el cristal y el resultado ha sido que con menos horas de pulido he obtenido mejores resultados.

Del total de 7 horas de pulido creo que no he aprovechado más que 3 ó 4, precisamente desde que he modificado la torta.

El aspecto actual del cristal es el mostrado en la siguiente foto:

Aspecto actual del cristal. Ahora el contacto es casi perfecto
El cristal no está bien pulido ni  mucho menos, pero su aspecto es muy bueno, mucho más de lo que nunca haya esperado al comienzo de este modesto proyecto ;)

En el último vídeo de Francis O Reilly he observado que tiene un espectador muy curioso, por eso quiero indicar que en mi proyecto también tengo un amigo espectador y testigo de todo este proceso, que me acompaña fielmente cada vez que me pongo a trabajar en este proyecto: su nombre es Eliot y su aspecto es éste:


Mi fiel amigo Eliot, testigo de todo este trabajo

No hay comentarios:

Publicar un comentario